INJERTO DE TOMATE

Injertos de tomate, para producir cultivos de mayor calidad

 

Con el uso de injerto se logra producir más tiempo en los lugares dónde el calor dificulta extender un ciclo. Además, los injertos le permiten al productor producir cultivos con tamaño y calidad, en suelos que por su uso frecuente pierden actividad y aumentan los  problemas de salinidad.

Injertar:

Este es un punto de mucha importancia ya que los grosores de los tallos del patrón y la variedad deben ser similares. Aquí entra el ojo técnico de quien produce las plántulas.

Es recomendable hacer una prueba de germinación una semana antes de realizar nuestro programa y así se determina los tiempos de cada variedad (patrón/variedad).

Corte

El corte debe ser idéntico en ambas plantas (patrón y variedad) a un ángulo de 45 grados, especialmente si no se cuenta con experiencia.

Al porta injerto se le debe dar un corte 2.5 cm por encima del cepellón como mínimo.

Asegure que este corte no quede muy bajo, ya que al plantar podría tener franqueo (pegue al suelo de la variedad y salidas de raíces).

El corte de la variedad y patrón deben ser perfectos y hechos poco a poco, despues deben ser insertados immediatamente a fin de prevenir  la deshidratación.

Humedezca la charola con un atomizador, al terminar de injertar. Al acabar el injerto, comienza el proceso de fusión

 

Preparación para  injertar

Debe tener pinzas de diferentes diámetros — un mínimo de 1.5 mm y un máximo de 2 mm  — salvo algunas excepciones que llegan a 2.5 mm de diámetro. Antes de comenzar, asegúrese de tener disponible productos para desinfectar las manos del personal (hipoclorito, sales cuaternarias de amonio) y que hayan satisfecho todos los requisitos de inocuidad previamente descritos. Igualmente, sus trabajadores deben tener disponibilidad de agua limpia, preferiblemente purificada.

 

Cuidados a seguir

Después del corte. Recuerde que una vez se realiza el corte, y se unen patrón más variedad, inicia el proceso más delicado de todas las etapas. A este proceso — por ser tan delicado para las plántulas — le llamo “cuidado intensivo.” Este delicado proceso requerirá que el productor se mantenga al tanto de las condiciones de humedad relativa y temperatura, ya que son clave para todo este proceso. Evite transportar lejos las plantas recién injertadas.

FUENTE: http://www.hortalizas.com/horticultura-protegida/haz-un-buen-injerto-de-tomate