MANEJO ADECUADO DE INJERTOS

Injerto en plantas hortícolas

Ventajas del injerto

Propagación. Es el único método para conservar características deseables de híbridos sin semillas.

Resistencia a plagas y enfermedades del suelo. Es la ventaja más importante del injerto, pues otorga resistencia frente a bacterias, virus y nemátodos del suelo — siendo una alternativa limpia en el control de enfermedades como marchitez por hongos y bacterias, virus del mosaico del tabaco, nódulos de la raíz producidos por nemátodos, y raíz acorchada o raíz roja entre otras.

Mejoramiento genético. El injerto crea una nueva planta siendo una tecnología de mejoramiento más rápida que los métodos convencionales.

Mejoramiento fisiológico.Vigor radicular otorgado por el portainjerto, así como incremento en calidad, número y tamaño de frutos.

Ahorro de espacio. La densidad por hectárea puede reducirse hasta la mitad, porque el vigor de una planta injertada permite manejarla a dos tallos y reemplaza a cultivos a un tallo, siendo óptimo sobre todo para invernadero.

Incremento de productividad. Mejora la tolerancia a factores adversos (salinidad, falta o exceso de humedad), propiciando el uso eficiente del agua y nutrientes así como retraso del envejecimiento celular por el vigor radicular, aceleración de la madurez reproductiva de plántulas, y resistencia a la sequía.

Métodos de injerto
El método de injerto influye en el número de hojas, altura y diámetro del tallo en plantas injertadas, lo cual depende tanto de la técnica de injerto como del patrón utilizado así como de la posible incompatibilidad o colapso.

  •          Injerto de aproximación. Se usa únicamente en cucurbitáceas. El patrón y la variedad conservan su raíz, y es necesario cortar el tallo de la variedad antes de plantar para prevenir enfermedades a las que el patrón sea inmune. Debe protegerse a las plantas con túnel o cubierta flotante por la fragilidad de la unión al momento de plantar.
  •          Injerto en melón y sandía

La técnica del injerto está más desarrollada en cultivo de sandía, empleándose el método por púa “de cabeza” y por aproximación, y usándose patrones de calabaza.